Noticias

Día Internacional libre de bolsas de plástico

El 3 de julio se celebra Día Internacional libre de bolsas de plástico, con un objetivo claro: reducir las bolsas de plástico de un solo uso y fomentar su consumo responsable. En el día a día, las bolsas de plástico se han convertido en uno de los objetos más cotidianos y también uno de los más perjudiciales para el medio ambiente.

Las bolsas de plástico tardan más de 500 años en descomponerse. Se estima que cada persona gasta una media de unas 230 bolsas de plástico al año, lo que representa más de 500 billones de bolsas de plástico en el mundo. Al no ser reciclables, las bolsas quedan en el planeta perjudicando a todos los que aquí vivimos, todos los seres vivos del planeta.

A los océanos llegan cerca de 12 millones de toneladas de plásticos cada año. Estos residuos suponen una grave amenaza para los océanos y las especies marinas. Uno de cada seis peces que se venden en las pescaderías contiene microplásticos en sus estómagos. El plástico ya ha entrado en la cadena trófica.

Según datos de Greenpeace, la producción mundial de plásticos se acercará en 2020 a los 500 millones de toneladas.

¿Qué puedes hacer para reducir las bolsas de plástico?

  • Nunca salgas de casa sin una bolsa de tela plegable: las bolsas de tela ocupan muy poco espacio y no te costará nada llevar una o varias en el bolso. Nunca se sabe cuándo tendremos que hacer una compra imprevista.
  • Si no llevas bolsa y te ofrecen una en la tienda, piensa realmente si la necesitas. Quizás lo que has comprado pueda caber en tu bolso, cartera o mochila. No cojas la bolsa de manera automática, ¡piénsalo!
  • Reutiliza las bolsas que tienes en casa. Por mucho que queramos reducir las bolsas, siempre se nos acumulan una buena cantidad en casa, ¡no las tires! puedes reutilizarlas para comprar o para bolsa de basura.

WE TRIPANTU 2020

 

Desde 1998, se conmemora cada 24 de junio el Día Nacional de los Pueblos Indígenas de Chile. ¿Sabes por qué se eligió esa fecha? El motivo, es que la cosmovisión de los pueblos originarios de nuestro país celebra la llegada del solsticio de invierno, que va desde el 21 al 24 de junio, esta fecha tan importante la se le conoce como WE TRIPANTU:

Esta gran celebración se realiza en el solsticio de invierno austral (el día más corto del año en el hemisferio sur) entre el 21 y el 24 de junio. Es por ello que los mapuches lo asocian al renacer eventual de la naturaleza tras el invierno al que se entra y lo celebran entre los días 21 y 24 de junio.

En el periodo de estos cuatro días, se celebra el We Tripantu, año nuevo mapuche, que se traduce a una nueva salida del sol y la luna, es una festividad y es el momento más sagrado para el pueblo mapuche. Para el pueblo araucano, significa el punto máximo de distancia que puede alcanzar el sol de la tierra, por lo tanto, desde este punto se inicia el retorno, que representa un nuevo comienzo. Esto quiere decir, un cambio de ciclo de la vida, cuya clara señal es el solsticio de invierno. La celebración ocurre en todo el continente y se traduce a diferentes lenguas como el «nacimiento del sol».

La llegada del We Tripantü se transforma en una espera muy importante para la familias y comunidades donde realizan diversas ceremonias de gran significado religioso. En esta celebración, los mapuches son convocados y hacen su recorrido desde los 4 puntos cardinales para reunirse en sentimiento fraterno no solo entre ellos, sino con sus antepasados y las Entidades Superiores en la noche que comienza el ciclo que antecede el de los brotes, la vida nueva en la Ñuke Mapu, la madre Tierra, que renace con las lluvias. De esta manera Realizan un Nguillatún (antigua ceremonia religiosa mapuche) en el que se agradece, se ruega y se rinde honores al sol, fuente de sabiduría y renovación.

21 De Junio - Día del Padre

Familias: 

Dedicamos este video a nuestros padres, a los incondicionales, que siempre están ahí cuando mas necesitamos. Agradecemos a nuestros funcionarios por la dedicación y tiempo en realizar este gesto para nuestros papitos. 

 

Meditación educativa y desarrollo emocional

La educación y el aprendizaje inicial son factores determinantes en el desarrollo de los niños y niñas, es importante que los estudiantes vayan adquiriendo conocimientos académicos, sin dejar de lado otros tipos de aprendizaje como es la gestión de sus emociones, por lo que, en la actual coyuntura histórica, esto se ha convertido en una de las grandes preocupaciones de los colegios, profesores y apoderados.

El psicólogo y escritor Daniel Goleman, define la educación emocional como “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”.

Ello nos lleva a valorar la importancia de que los niños aprendan a identificar y gestionar sus emociones, tal y como explica la psicóloga educativa, Clara Aladrén Bueno, “Los niños tienen que aprender a pensar antes de actuar, a controlar su agresividad y su ira, a identificar por ejemplo cuando están tristes o contentos… Y todo esto se consigue educándolos emocionalmente desde pequeños. Solamente así serán más felices y sabrán adaptarse a las diferentes situaciones por las que les irá llevando la vida”.

Dicha situación representa para las escuelas varios desafíos, entre los cuales podríamos mencionar, un cambio en las plataformas de enseñanza-aprendizaje. No es ajena a esta situación, que muchos de los docentes se enfrentan a circunstancias complejas que les llevan a elevar sus niveles de estrés, aunado a signos evidentes de desmotivación y en el caso de los niños y niñas, se enfrentan en muchos casos, a altos niveles de violencia, “bullying”, problemas de atención y de alimentación. Hoy en día, las iniciativas más frecuentes para hacer frente a estos problemas se traducen en actividades reactivas, centrándose fundamentalmente en los síntomas. Es por ello, que el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia UNICEF, recomienda que se priorice en la prevención y la intervención temprana.

Entre alguna de las opciones para comenzar a ocuparnos de este tema, está un programa de Meditación Educativa, creado por la Fundación Isha Educando para la Paz, es un plan de 16 sesiones que propone reducir los niveles de violencia escolar y mejorar el rendimiento académico, incrementando el bienestar de la comunidad escolar (educadores, apoderados y estudiantes), mejorando la autoestima de los niños y niñas y la convivencia en el Aula.

Dicho programa de meditación, comenzó a implementarse a mediados de 2018 en el Colegio San Francisco de Asís de Talca, con niños y niñas de 1º Básico, de 6 a 7 años de edad.

Se capacitó a dos profesoras de Educación Básica, a quienes se les entregó las herramientas necesarias para la implementación del programa en el aula. Posteriormente una profesora y facilitadora capacitada en meditación intervino con los estudiantes de 1º Básico durante las 16 sesiones, dos veces por semana y  90 minutos por sesión.

La evaluación que se utilizó, fue una encuesta cualitativa de violencia escolar, aplicada al inicio y al final del proceso.

Luego de terminar las 16 intervenciones,  se mantuvieron  tres actividades permanentes del programa en las clases para ser practicadas diariamente por los estudiantes, apoyados por la profesora del Nivel. 

Estas son:

-La meditación educativa

-Aprendizaje emocional

-Círculo de expresión.

Las tres actividades permanentes resultan fundamentales para la continuidad del programa, ya que los cambios reales en los estudiantes sólo se lograrán evidenciar tras la práctica disciplinada y metódica de la meditación y  la expresión constante y autorregulada de las emociones. 

Día mundial contra el trabajo infantil - 12 de junio de 2020

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el "Día mundial contra el trabajo infantil" en 2002 para concienciar acerca de la magnitud de este problema y unificar fuerzas para erradicar esta realidad.

Se estima que ya hay 152 millones de niños en situación de trabajo infantil, de los cuales 72 millones realizan trabajos peligrosos. Estos niños ahora tienen un riesgo aún mayor de enfrentar circunstancias aún más difíciles y de trabajar más horas al día.

Este año, la campaña del Día mundial será virtual y se organiza conjuntamente con la Marcha mundial contra el trabajo infantil  y la Alianza internacional de cooperación sobre el trabajo infantil y la agricultura (IPCCLA) .
 

Fuente: https://www.ilo.org/ipec/Campaignandadvocacy/wdacl/lang--es/index.htm