Este día se conmemoran logros fundamentales obtenidos por las mujeres, como la igualdad en el trabajo, el derecho a voto o la posibilidad de estudiar. Hace cien años en Chile nada de esto era posible, ¿te lo imaginas?

La conmemoración del día de la mujer comenzó directamente asociada al trabajo, ya que la primera celebración se organizó en Estados Unidos por el Partido Socialista en 1909, reivindicando el derecho de las mujeres a condiciones de trabajo dignas, algo que en esos momentos también era una reivindicación del movimiento obrero en general.  Un año más tarde, en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas realizada en Copenhague, se aprobó la moción de Clara Zetkin, en que se fijaba un día de cada año para reforzar la lucha por alcanzar la igualdad laboral y política de las mujeres.  Si bien en los primeros años la celebración se llevó a cabo a fines de febrero, a partir de 1914 se estableció el 8 de marzo en diversos países de Europa.  Y fue en 1977 que las Naciones Unidas institucionalizó esta fecha como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional, lo que ha conducido a que muchos países se sumen a esta conmemoración, entre ellos Chile.

En esta fecha se realiza un especial recuerdo de las mujeres que han luchado por alcanzar la igualdad de derechos con los hombres, como las decenas de obreras textiles en Manhattan, Nueva York, que en 1857 se declararon en huelga y se lanzaron a las calles en protesta por las miserables condiciones de trabajo  Y también a las mujeres que padecieron en esta lucha, como las más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes italianas y judías, que trabajaban en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York, quienes no pudieron escapar al incendio de la fábrica porque los dueños las habían encerrado  para forzarlas a permanecer en el trabajo y así evitar que se unieran a la huelga.

A lo largo de la historia de Chile, las mujeres también han debido luchar por el respeto a sus derechos y espacios de participación. Un ejemplo de esto es que solo el 13 de abril de 1926 el senado aprobaría el voto femenino para las elecciones municipales y más adelante, en 1949, bajo la presidencia de Gabriel González Videla, para las elecciones parlamentarias y presidenciales.

 

Cada 8 de marzo se homenajea la lucha histórica por las reivindicaciones femeninas y se enfatiza la necesidad de respeto a los derechos de las mujeres del mundo.

Fuentes: Educarchile.cl